IES Miguel Espinosa
 ¿Qué es el Aula de Convivencia?
Es una medida correctora, un recurso que debe ofrecer seguridad y confianza. Su fin principal es inculcar en el alumno el respeto a las personas y a las normas.

Las conductas disruptivas en el aula pueden constituir un serio impedimento para el correcto desarrollo de las clases, lo que hace necesario, en ocasiones, apartar a un alumno del grupo porque sus acciones hagan imposible llevar a cabo el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Pero junto a esta acción se hace necesaria la creación de un espacio en el que se pueda atender al alumno de forma adecuada, al tiempo que se le ayuda a reflexionar sobre su conducta, las consecuencias de la misma y la manera de reparar el daño causado.

  
¿Qué tipo de alumnos deben ser enviados al Aula de Convivencia?
Aquellos que impiden el normal funcionamiento de la clase sin que su comportamiento constituya una falta grave, en cuyo caso se puede recurrir al procedimiento sancionador habitual (partes de amonestación).
  
 ¿En qué ocasiones debemos recurrir al Aula de Convivencia?
La medida debe tener carácter excepcional, lo que exige, por tanto, la adopción de medidas previas en el aula por parte del profesor (amonestación verbal, cambio de sitio,  etc.) Sólo cuando el profesor se ve incapaz de reconducir la conducta del alumno dentro del aula se debe adoptar la medida de enviarlo al aula de convivencia.
  
 ¿Qué se hace en el Aula de Convivencia?

El Aula de Convivencia es un espacio concebido para:

  • Reflexionar sobre las actitudes negativas que han motivado la salida del alumno del aula.
  • Atender al alumno, calmar ánimos, favorecer la comunicación y la reflexión.
  • Realizar las actividades propuestas por el profesor que ha aplicado la medida correctora.

Descarga de archivo

Descarga de archivo